Visitando Nieto Senetiner

nietosenetinerg

Decidimos visitar la bodega Nieto Senetiner que se encuentra en Vistalba, a escasos 10 minutos de la capital mendocina.

El recorrido que deben realizar es realmente muy simple, deben tomar Av. Boulogne Sur Mer hacia el sur y continuar por el Corredor del Oeste el cual posteriormente se transforma en Ruta Panamericana (siempre hacia el sur). Luego deben doblar a la izquierda en la calle Guardia Vieja, recorrer  unos 500 metros y a mano derecha encontrarán la bodega.

Reconocimos fácilmente su  distintiva entrada y los añosos olivares marcan el camino al “Centro de visitas”. Luego de sacar varias fotos al impecable  jardín y su vista a la montaña, los amables guardias nos acompañaron al restaurante.

ingreso

viñedos

BNS Vistalba Entrada Bodega

El restaurante es amplio y con una decoración sencilla y atractiva, cuenta con mesas generosas y ubicadas a la distancia perfecta para mantener la privacidad de cada comensal.  Los grandes ventanales  que dan a la terraza también nos brindan una vista extraordinaria a los viñedos y jardines.

Galería bodega abril 2013

terraza-2

Tuvimos el placer de contar durante el almuerzo con la compañía de Marcelo Molina, responsable de turismo, quien con su acento brasilero pero sus expresiones muy argentinas, nos fue contando un poco la historia de la bodega, los nuevos proyectos y proyecciones que tienen para el turismo y como si fuera poco, permitió que nos deleitáramos con el maridaje ideal para cada plato, eligiendo personalmente cada uno de los vinos.

Esta bodega cuenta con un menú poco tradicional entre las bodegas de Mendoza, ya que es profundamente criollo durante todo el año. Comenzamos con una recepción genial, bruschettas con jamón crudo, queso crema y ciboulette acompañado de un espumante Nieto Senetiner Brut Nature (100% Pinot Noir).

plato-recepción

De entrada nos trajeron  dos tradicionales empanadas de carne acompañadas de un exquisito Chardonnay Nieto Senetiner.

entrada

Luego aparecieron  las generosas ensaladas que acompañan el plato principal, el cual consta de Chorizo y morcilla, una porción de costilla, posteriormente  vacío y para finalizar  entraña. ¡Si quieren más pueden repetir! Encontramos  todos los cortes en su punto exacto de cocción y los acompañamos con el extraordinario Bonarda Don Nicanor elegido por Marcelo.

Una perlita de este exquisito asado preparado con extrema perfección para cada comensal es que su responsable es una mujer, Virginia Lázaro.

ensalada

plato-principal

Para finalizar y seguir sorprendiéndonos, de postre nos convidaron una mouse de chocolate acompañado del espumante Nieto Senetiner Extra Brut (100% Pinot Noir). Este postre es preparado por Laura Povolo, quien también nos estuvo atendiendo muy amablemente.

postre

Sin importar el clima exterior (corra Zonda, nieve, granice o llueva, aunque predominan los 320 días de sol al año) uno se puede sentir muy cómodo ya que el ambiente cálido, amplio y relajado que brinda el restaurante, permite tener largas charlas, aprender sobre vinos haciendo su especial degustación o  simplemente disfrutar.

Barra degustación abril 2013

Compartimos con Uds. un poco de la historia de la bodega que Marcelo con su extraordinario carisma nos contó:
La historia de Bodegas Nieto Senetiner se remonta hacia el año 1888, cuando inmigrantes italianos la fundan y siembran los primeros viñedos en Vistalba, Luján de Cuyo. La bodega se desarrolló en manos de diferentes familias durante las primeras décadas del siglo pasado, que le procuraron la forma arquitectónica que aún hoy se conserva.
En el año 1969 es adquirida por la familia Nieto Senetiner, quien amplía las instalaciones dando comienzo a una nueva etapa de crecimiento, y en 1998 pasa a formar parte del Grupo de Negocios de Molinos Río de la Plata. La bodega posee una posición consolidada de liderazgo en todos los segmentos de vinos y espumantes de media y alta gama, donde participa, comprometida con los más altos estándares de elaboración y calidad, sustentados en un plan continuo de inversiones en nuevas fincas y tecnología de procesos.

La bodega cuenta con una casona emplazada en Quintana 192,Recoleta – Capital Federal, muy elegante y distinguida donde se realizan cursos y degustaciones entre otros atractivos para quienes deseen tener un primer acercamiento.

Queremos agradecer profundamente a Marcelo Molina y a sus compañeras de trabajo, Virginia Lazaro, Laura Povolo, Margarita Ricardi, Yasmin Diaz y Johana Bonisso de turismo; por la increíble recepción y atención que brindan a cada visitante.

Show Comments

Comments are closed.